Escándalo Alimenticio en China: una Banda Vendía Carne de Rata y Zorro como Cordero

03/05/2013

 Las autoridades chinas han detenido en los últimos tres meses a un total de 904 personas sospechosas de vender productos cárnicos falsificados, incluida la carne de rata y zorro como si fuera de cordero, según ha informado el Ministerio de Seguridad Pública de China.
El Ministerio también ha precisado que, desde que comenzó la operación el pasado 25 de enero, la Policía del país ha destapado cerca de 382 delitos contra la seguridad alimentaria, además de confiscar más de 20.000 toneladas de carne adulterada, según ha detallado agencia de noticias estatal china Xinhua.
Además de la venta de alimentos fraudulentos, entre los delitos también se incluye el empleo de sustancias químicas durante el procesamiento de los productos así como el suministro de carne enferma. Algunos de los detenidos también han sido acusados de inyectar agua en la carne para venderla por más peso del que realmente tenía.
Tratada con gelatina, carmín y nitrato
Según publica el Ministerio, en la localidad de Wuxi, situada la provincia china de Jiangsu, en el este del país, los sospechosos habían sustituido la carne de cordero por zorro, visón y rata tratada con gelatina, carmín y nitrato.
Con la venta de estos productos ilegales en los mercados de esta provincia, la segunda a nivel de desarrollo de todo el país asiático, los detenidos habían conseguido unas ganancias de 10 millones de yuanes (1,2 millones de euros).
En la provincia de Guizhou, en el suroeste del país, la Policía interceptó el pasado mes de marzo dos plantas de procesamiento y venta de carne adulterada, arrestando a seis sospechosos.
De acuerdo con la investigación, algunas redes llevaban desde julio de 2011 empleando una solución de peróxido de hidrógeno (H2O2), también conocido como agua oxigenada, para procesar carne de pollo. Los integrantes de dichos grupos llegaban a producir unos 300 kilos de género al día, lo que suponía unas ganancias de más de 4 millones de yuanes (cerca de medio millón de euros).
Un funcionario del Ministerio de Seguridad Pública de China ha precisado que las acciones llevadas a cabo hasta ahora por los miembros de la Policía del país forman parte de una campaña destinada a la lucha contra los delitos contra la seguridad alimentaria en el país.
La Policía se encuentra ahora investigando varios delitos relacionados con el procesamiento y suministro de productos lácteos, según ha añadido el funcionario, que también ha comentado que China tiene problemas estructurales con respecto al control de alimentos que, por el momento, aún no han sido resueltos.