La Alimentación Maquilla la Caída de Ventas con las Exportaciones

08/05/2013

 La segunda recesión económica -que ha situado la tasa de paro en el 25% y ha reducido la capacidad adquisitiva- ha impactado en la industria de alimentación y bebidas, cuyas ventas han caído un 2,7% en 2012; lo que ha supuesto la desaparición de 138 empresas y una reducción del 1,7% del empleo.

Son datos del Informe Económico 2012 de la Industria de Alimentación y Bebidas (FIAB), que se ha presentado hoy en Madrid y que precisa que, sin el efecto de las exportaciones, la cifra de ventas de este sector (86.298 millones) se habría situado a niveles de 2006. También destaca que, sin el efecto de la inflación, el gasto de alimentación en el hogar registra una caída del 3 % y del 4 % fuera de él.
En la presentación del informe han participado la Secretaria General de Agricultura y Alimentación, Isabel García Tejerina; el director general de la FIAB, Horacio González Alemán; el catedrático de análisis económico de la Universidad Complutense Simón Sosvilla y el director del sector agrario de La Caixa, Josep Fernández.
El documento destaca la atomización del sector, en el que el 96,2 % son pymes. En él, sólo 59 compañías (el 0,2 % de un total de 29.196) tienen más de 500 empleados, y el proceso de concentración continúa, lo que redundará en un aumento de la competitividad de esta industria, según el informe.
Isabel García Tejerina ha subrayado que, en las circunstancias económicas actuales, el sector agroalimentario se sigue comportando "mejor que el resto" y que, gracias a su esfuerzo de internacionalización, la caída de las ventas ha sido menor.
Tejerina ha destacado que las empresas del sector siguen con el aumento de su productividad, la reducción de costes y la conquista de nuevos mercados.
Y ha asegurado que el futuro del sector pasar por fomentar la internacionalización, el equilibrio en la cadena agroalimentaria -para generar confianza y transparencia- y la innovación.
Para Simón Sosvilla, el estudio refleja que la productividad de las empresas agroalimentarias es superior en 2,18 veces a la media de la industria en su conjunto.
Según los últimos datos disponibles de 2011 en este capítulo, la industria de alimentación y bebidas invirtió 655 millones de euros y el porcentaje de empresas innovadoras se situó en el 10,16 %, lo que supone un descenso del 3,9 % respecto al mismo ejercicio anterior.
En su intervención, Josep Fernández ha detallado que las cifras de ventas de estas industrias, sin el efecto de las exportaciones, se habrían reducido en 6.000 millones de euros en cinco años.
La segunda recesión económica "ha hecho mella" en un sector que pudo aguantar la primera, según Horacio González Alemán, quien ha explicado que el sector "se ha encontrado con un consumidor que ha estado reduciendo el gasto en todas las partidas, hasta que ha llegado también a la alimentación y las bebidas".
Ha resaltado las mejoras en la ley de la cadena agroalimentaria -que se encuentra en tramite parlamentario-, en los resultados del plan de exportación y la promoción de la innovación, pero ha puntualizado que "estos esfuerzos por sí solos no valen" y que se necesitan medidas de políticas económicas de carácter general.