Levante: Lleno Total en la Fiesta del Arroz

03/10/2011
El certamen cierra sus puertas con una última jornada multitudinaria - Cerca de 2.000 personas participan en el concurso de paellas y diez prestigiosos chefs ofrecen su visión del popular plato
 
 
La paella colapsó ayer la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Era el reclamo principal de la última jornada del Congreso del Arroz de Valencia y demostró su poder de convocatoria. La explanada situada entre el Museo Príncipe Felipe y el puente de l'Assut d'Or fue el escenario en el que se cocinaron unas 300 paellas, cuyos artífices eran vecinos de la ciudad o de los pueblos cercanos, que se inscribieron con el objetivo de pasar un domingo en familia en un enclave diferente, y también de paso para optar a alguno de los premios a la mejor paella de hasta 1.000 euros.
 
Tanto la Feria Gastronómica del Salón Arquerías como el Túnel del Arroz estaban abarrotados. La asistencia se multiplicó notablemente en todos los espacios respecto a los días anteriores. Prueba de ello era que el público no cabía en la zona acotada para la cata de arroces de los restaurantes y acabó dispersándose por las escaleras del museo. Sobre una moqueta azul dispuesta para la ocasión y bajo un sol de justicia, los amantes de la paella cocinaban en un ambiente distendido. «Es mejor que se hagan actos como éste en el que participa toda la gente, que otros fastos como el de la hípica», comentaba Pedro García. «Los valencianos son muy activos y si se hacen este tipo de eventos la gente responde», explicaba.
Jose Ortuño calificaba este encuentro como «la paella popular del siglo XXI», por el lugar escogido. Por su parte, Amparo Marco, de Silla, pedía ya «que se vuelva a repetir». «Es precioso», apostillaba.
Visita de los chefs.
Estos cocineros anónimos tuvieron el privilegio de contar con la presencia junto a sus paellas de varios de los chefs más reconocidos de España y del resto del mundo. Fue en torno a las 14 horas cuando la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, realizó su visita institucional al congreso. Dentro del auditorio entregó la medalla de oro al italiano Gualtiero Marchesi por su influencia en la evolución de la gastronomía de su país.
A continuación, tras la foto de grupo, varios de los cocineros presentes, entre ellos, Quique Dacosta y Martín Berasategui, salieron con Barberá para visitar la zona de paellas. Para muchos asistentes fue toda una sorpresa encontrarse a estos reputados gurús de la cocina viendo y oliendo sus arroces. Eso sí, la que más arroz cató fue Rita Barberá, porque a cada paso que daba le salía un concursante pidiéndole encarecidamente que diera su veredicto.
 
Durante la mañana diez reputados cocineros dieron su versión de la paella ante un auditorio lleno. El chino Alvin Leung propuso una especie de pastel de arroz y caldo hecho con los ingredientes de la paella.
Quique Dacosta, realizó en directo varios arroces y dio a conocer técnicas propias de los restaurantes. Uno de sus platos incluía un arroz meloso con aceite de anguila, fondo marino, perlas de cereza y flor de romero.
El chef vasco Martín Berasategui incluyó en su homenaje a Valencia láminas de caldo de paella a modo de embutido o una ensalada con bulbo de hinojo y los ingredientes de la paella
El cocinero definió el encuentro del arroz de Valencia como «impresionante». Indicó que «de bien nacido es ser agradecido», por lo que valoró positivamente «homenajear a la paella, al ama de casa; a esas recetas de cocineros artistas que no nos dejaron sus nombres».