Una grata sorpresa!!

La semana pasada descubrimos por sorpresa un agradable restaurante en un pueblo cercano a Valencia: Casa Lluiset.
El lugar está en Torrente, en su Plaza Mayor.
Preguntamos por el menú gastronómico de la carta e hicieron una excepción sacándolo sólo para mi pareja, ya que yo, como más bien poco. Fue un detalle.
El servicio, muy jóven y algo inexperto (nos sorprendió que tuvieran una sumiller...) nos recomendó un Anima Negra de uva Callet mallorquín que nos encantó.
El equipo de cocina es jóven también, una parte se vé cara al púiblico, pero su cocina es bastante madura. Nos dijeron que llevaban sólo dos meses abiertos y nos extrañó.
Lo mejor, los ravioli y tallarines de sepia, su versión del arroz de pato, mi plato fuerte, muy sabroso pero equilibrado... y su postre de violetas...
A mi marido le convenció el degustación en general, excepto los tiempos entre un plato de anguila (que sirven en dos tiempos) algo exagerados...
Echámos de menos referencias de vinos internacionales y que no dejaran fumar, ya que el olor de los puros nos fastidiaron un poco los postres.
Su precio (unos 100 por los dos) no nos pareció muy elevado por la calidad de la cocina y la puesta em escena, que en general fueron buenos.
Un restaurante atípico en esta zona de Valencia...

Ana Torres Viana
Valencia