Informe Crítico Sobre la Ribera del Duero: Neal Martin, contra la sopa de roble

04/03/2013

Fernando Lazaro. El Mundo.  
Los bodegueros de Castilla y León esperaban como agua de mayo el un nuevo boletín del 'Wine Advocate', la revista que edita el gurú del vino Robert Parker en Estados Unidos, cuyo dictamen positivo puede suponer un espaldarazo a la venta de vino no sólo en América, sino en buena parte del mundo. La complicada salida de Jay Miller, el anterior responsable de catar los vinos españoles para la revista, y su sustitución por el inglés Neal Martin, había levantado una notable expectación en el sector vitivinícola, acostumbrado en los últimos años a recibir puntuaciones benevolentes de Miller.
Y el primer boletín que ha publicado Martin sobre los vinos de Ribera del Duero el pasado 28 de febrero ha caído como un mazazo sobre los bodegueros: tan sólo cuatro vinos de los cerca de 500 que ha catado de esta denominación de origen (pertenecientes a 117 bodegas) han conseguido una puntuación de 95 puntos o más sobre 100, baremo que abre de par en par la puerta a las ventas en Norteamérica.
Los 'bendecidos' por el paladar de Martin en esta ocasión han sido dos vinos de la bodega J.A. Calvo Casajús, otro de Alión y uno de Hacienda Solano.
El que mayor puntuación ha logrado ha sido el Nic 2009 de Casajús, con 97 puntos sobre 100 y un precio en EEUU de 180 dólares, un vino que califica se "sublime" y en el que alaba su uso del roble y la apuesta por barricas de 500 litros en lugar de las tradicionales de 225 para que la madera se funda con el carácter del vino en lugar de dominarlo.
Y es que el uso excesivo del roble nuevo es, a juicio de Martin, el principal problema que presentan los vinos de la Ribera del Duero. "Hay demasiado exhibicionismo de roble francés nuevo", señala este catador, que estima que este "abuso" otorga a muchos vinos un elevado grado de homogeneidad, para alabar explícitamente el uso del roble que están haciendo Xavier Ausás en Vega Sicilia y Peter Sisseck en Pingus. No incluye ningún vino de esas dos bodegas en este número de la revista. Ya les dedicó sendas catas monográficas en la edición de agosto pasado.
El segundo vino mejor puntuado en la entrega de febrero del 'Wine Advocate' es el Alión de la difícil cosecha de 2008, con 95 puntos (50 dólares), del que asegura que si le preguntan por una botella de Ribera moderno para catar y a lo que se debe aspirar, éste es el que elegiría. "Es una expresión fabulosa de la Ribera del Duero que se posee un aroma celestial de ciruela negra, violetas y tabaco (...) y muestra un nivel de definición que debería de servir de lección a muchos compañeros", asegura.
Con 95 puntos destaca también el Hacienda Solano Finca Cascorrales 2009, una partida de menos de mil botellas de vino del que destaca su "aroma cautivador" y su boca seductora, mientras que con la misma puntuación coloca otro vino de J.A. Calvo Casajús: el Casajús Viñedos Antiguos 2009 (60 dólares de precio en el mercado americano), del que asegura que tiene aromas sorprendentemente frescos que le recuerdan a Borgoña.