La Gastronomía Vasca Mira al Extranjero para Sortear la Crisis Económica

29/01/2013

EFE

Espoleada por la crisis económica que azota España, la gastronomía vasca se vuelca en la búsqueda de nuevos mercados con una participación sin precedentes en el Salón Internacional de la Restauración, Hostelería y Alimentación (SIRHA) que se celebra en Lyon.
En esta feria, referente mundial de todo lo relacionado con las artes culinarias, se exhiben hasta el próximo miércoles 14 empresas vascas que se presentan unidas, bajo el paraguas del Gobierno vasco, mostrando lo que mejor saben hacer: cocinando en directo sus productos más emblemáticos como el chuletón, el bacalao o la anchoa del Cantábrico.
Para llegar a ellas sin perderse entre la selva de expositores y los visitantes, la mejor manera es dejarse guiar por el olfato, sobre todo cuando en el stand vasco toca parrillada con sus chuletones como protagonistas.   Un total de 14 empresas vascas participan en la Feria de Lyon bajo el paraguas del Gobierno vasco. 
El patrón de cárnicas Txogitxu, secundado por el jefe de cocina de la delegación, Igor Ozamiz, hace las delicias de los afortunados que consiguen abrirse paso entre la maraña y degustar sus piezas de carne roja de vacuno.
Un pincho excepcional en tierras francesas regado con un tinto de Rioja alavesa. "En esta carne se aprecia madurez, y tiene gusto, sangre y grasa. No se puede pedir más", sentencia Patrick Armand, profesor de cocina en Grenoble, tras una de las degustaciones.
Al mismo tiempo, un grupo de empresarios de Hong Kong aborda a la responsable de la Cámara de Comercio de Bilbao pidiendo información sobre los canales de distribución del chuletón en Asia.
A Imanol Jaca semejante interés ya no le sorprende. De los 25 años que lleva seleccionando cortes de carne, el último año y medio lo ha dedicado también a la exportación. Y ya vende en 14 países.
"Es más fácil de lo que parece", asegura este empresario que emplea únicamente a 24 personas, porque, explica, "el mercado es infinito".
"Ahora se buscan empresas pequeñas, con contenido, que tengan alma", dice y por eso anima a más vascos a que sigan su camino y "dejen de pescar todos en el mismo estanque".
El objetivo de "La bacaladera" es similar aunque partiendo de una empresa mayor bien implantada en grandes superficies que llega a facturar 20 millones de euros (unos 26 millones de dólares) al año.
Su responsable de exportación, Javier Ortega, explica que el objetivo de su presencia en el SIRHA es crear una red de distribución para llegar directamente a restaurantes y a los clientes más pequeños.
Además de seguir peleando para "cambiar la imagen del bacalao y que se lo considere también como un producto gourmet".