La Reinvención del Orujo Gallego

04/08/2012

Natalia Puga. El País

Su consumo y elaboración se vinculan al propio espíritu de Galicia y están documentados ya desde el siglo XVII, pero las últimas tendencias demuestran que tradición e innovación no están reñidas cuando se habla del orujo gallego. En sobres monodosis, con los sabores más variopintos o en cóctel, siguen siendo epílogo al café de sobremesa o prólogo de la primera copa, pero con una imagen más actual.
El Consejo Regulador de las Indicaciones Geográficas Aguardientes y Licores Tradicionales de Galicia tan sólo reconoce como variedades protegidas el orujo de Galicia, la aguardiente de hierbas, el licor de hierbas y el licor café. Pero la mayoría de las bodegas han optado por diversificar el mercado con nuevos productos derivados, que van desde las cremas de café jamaicano o de chocolate con cerezas a los licores de limón, mora o naranja.
La bodega Marqués de Vizhoja es una de esas que puede presumir de no estancarse y buscar siempre una vuelta de tuerca para adaptarse a las demandas del mercado. Su última creación es, además, un intento por actualizar una tradición arraigada en toda España, el carajillo.
'Las Gotas del Marqués' son monodosis de siete mililitros de licores espirituosos concebidas como "una solución higiénica, estética y profesionalizada para acompañar los consumos de café e infusiones". Su enólogo y copropietario, Javier Peláez, resume la esencia del producto: "dar calidad a las gotas que se echan para cortar el café". Un estudio les ha recomendado la cantidad del paquete: "la idónea para un buen carajillo, más ya sería alcoholizar el café".
Esta bodega familiar de la zona del Condado (Pontevedra) ha trasladado lo mejor de la uva albariña cuyo vino llevan elaborando décadas para tres de estos monodosis: aguardiente de orujo, licor de hierbas y crema de licor. Para llegar a todo el mercado español e internacional también han envasado ron dominicano añejo, anís seco, brandy y 'scotch whisky'.