Las Habituales Miserias de los Menús Escolares

14/10/2013

Hace varios meses, el Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de Illes Beleares hizo público un informe técnico sobre la adecuación de las comidas de los centros escolares de esta CCAA a la Ley de Seguridad Alimentaria y Nutrición. Una de las conclusiones más llamativas y estremecedoras es que el 80% de los menús evaluados en este informe no cumplen la Ley SAN y sólo el 10% cumple con la normativa específica de Baleares.
Entre las carencias de los 'nutritivos' menús escolares predomina el abuso de carnes, grasas y derivados procesados; alta presencia de fritos; escasez de fruta y vegetales frescos, y abundancia de rebozados…Muchos niños aprenden a comer en la escuela, ya que los horarios de la vida moderna no permiten que sus familias puedan encargarse de esta cuestión tan importante en su educación. Desde hace unas semanas, una iniciativa se ha puesto en marcha en Estados Unidos por la organización sin ánimo de lucro ‘DoSomething.org’ para evaluar la calidad de las comidas escolares, con el objetivo de lograr cambios en la regulación a partir de esta protesta popular.

Esta reivindicación se presenta bajo el nombre de 'Fed up' (harto de…) y consiste en que los niños fotografíen y cuelguen en esta web los platos que cada día comen en sus escuelas, para que, posteriormente, cada uno pueda votar si lo que se ve se lo comerían (eat it) o lo tirarían a la basura (toss it). Los que visiten la página pueden subir, votar y comentar las fotos hasta el 15 de noviembre. El objetivo de ‘DoSomething.org’ consiste dibujar un mapa de Estados Unidos para ver en qué colegios se come mejor y peor con los votos recibidos.

Para muchos padres este tema supone un verdadero quebradero de cabeza que les lleva a resignarse - "A mí me vale con que el niño coma… lo que sea, pero que coma"- pero es importante que esta realidad cambie para prevenir dificultades en los hábitos alimenticios (obesidad, anorexia…).