Recuperan el pan La Salve & Bizkarra

11/06/2015

 LA SALVE-BILBAO Y BIZKARRA RECUPERAN LA COMBINACIÓN DE SABORES Y MARCAS GRACIAS AL PAN LA SALVE & BIZKARRA

 


·          

Se retoma así la colaboración existente en los años 70 entre ambas marcas bilbaínas pero con un enfoque innovador


·          

El pan La Salve & Bizkarra es un producto único y diferenciado, consecuencia del acuerdo de colaboración para la innovación firmado entre ambas firmas locales hace ahora 4 meses


·        

El nuevo pan La Salve & Bizkarra, que se identifica con el sabor y aroma característicos del lúpulo de la cerveza LA SALVE-Bilbao, se presenta en formato barra rústica de 300gr y ya está a la venta en todos los puntos de venta de Bizkarra


·        

Este pan es el principio de todo un proceso de innovación e investigación que ambas marcas van a llevar a cabo conjuntamente y que a futuro permitirá desarrollar nuevos productos gracias a la colaboración de TECNALIA

 

LA SALVE-Bilbao y Bizkarra, dos marcas con historia y arraigo en Bilbao y Bizkaia, han unido su saber hacer para recuperar el pan La Salve & Bizkarra, consecuencia del acuerdo de colaboración para la innovación firmado entre ambas firmas locales hace ahora 4 meses.

La recuperación del pan La Salve & Bizkarra ha sido presentado hoy en la Panadería y Pastelería Bizkarra del Casco Viejo de Bilbao. Un acto que ha contado con la presencia de Eduardo Saiz, promotor de LA SALVE-Bilbao, Eduardo Bizkarra, gerente de Bizkarra, representantes de Gobierno Vasco y TECNALIA, el fundador de panaderías Bizkarra y antiguos trabajadores de LA SALVE.

La relación entre ambas marcas bilbaínas se remonta a los años 70. Ya entonces, su unión hacía posible disfrutar de un maridaje perfecto de sabores originales compuesto de cerveza y pan. Con este mismo espíritu, y partiendo de recuerdos compartidos, LA SALVE-Bilbao y Bizkarra han retomado esta colaboración 40 años después para emprender un proyecto innovador: crear un pan único a partir de esta cerveza. Nace así el pan La Salve & Bizkarra, una especialidad que recupera la combinación de sabores y marcas pero esta vez mediante un producto resultado de un largo proceso conjunto de investigación.

El primer contacto a día de hoy entre ambas marcas surge en la búsqueda de Bizkarra de nuevos panes a partir de los sabores tradicionales locales. Posteriormente, ahondando en la historia, se descubre un pasado en común y un pan que ya elaboraba Bizkarra para cervezas LA SALVE-Bilbao. Se plantea entonces recuperar esta colaboración avanzando un paso más: crear un pan a partir del lúpulo de la cerveza LA SALVE-Bilbao, como elemento diferenciador e ingrediente que aporta al pan aroma, sabor y nutrientes.

Durante varios meses, ambas empresas bilbaínas han trabajado conjuntamente en pruebas de elaboración en el obrador con distintas concentraciones de cerveza y con los ingredientes de la cerveza por separado. También se han estudiado los posibles formatos, presentaciones y otros detalles. En cada fase se han realizado las correspondientes catas para comprobar los resultados y revisar el proceso hasta dar con lo que se buscaba: un pan único y diferenciado, que se identifica claramente con el carácter de la cerveza.

Cabe destacar que este pan es el principio de todo un proceso de innovación e investigación que ambas marcas van a llevar a cabo conjuntamente y que a futuro permitirá desarrollar nuevos productos gracias a la colaboración de TECNALIA.

El pan La Salve & Bizkarra se presenta en formato barra rústica de 300gr, identificado con la marca visible en una oblea comestible. Este nuevo pan ya está a la venta en todos los puntos de venta de Bizkarra, de forma totalmente independiente a la cerveza. Además, fruto de esta colaboración en los establecimientos Bizkarra también se puede encontrar a partir de ahora cerveza LA SALVE-Bilbao Original.

Pan La Salve & Bizkarra

Se trata de un pan creado en clave de innovación y diferenciación, tanto en la elaboración como en el sabor y en el formato final, en el que también se ha tenido en cuenta el punto de vista consumidor y la utilización gastronómica.

 

Originalidad

Combinar pan y lúpulo de cerveza es interesante y bastante novedoso. Es una combinación que se suele utilizar de forma puntual, pero incorporar un pan de cerveza en la propuesta de pan diaria es algo bastante extraordinario en el sector.

 

Beneficios del lúpulo

Según señalan desde Tecnalia, el lúpulo es uno de los ingredientes imprescindibles en la fabricación de cerveza, le confiere su característico sabor amargo y junto con el agua y la cebada malteada, forma la base del mosto que, una vez fermentado se convertirá en cerveza. De hecho, la cerveza es el único producto alimentario que utiliza el lúpulo en su elaboración. Desde la antigüedad, el lúpulo se ha utilizado en la medicina tradicional para tratar distintas dolencias y enfermedades por su acción antibacteriana, su actividad anti-inflamatoria y sus propiedades sedantes y diuréticas. Este uso terapéutico es todavía utilizado en la industria farmacéutica moderna.

Además, tal y como señala una de las principales conclusiones del trabajo de investigación “El lúpulo contenido en la cerveza, su efecto antioxidante en un grupo controlado de población” desarrollado por el Prof. Jesús Román Martínez y el Prof. Dr. Antonio Villarino Marín, de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA) y por la Dra. Victoria Valls Bellés, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valencia, el lúpulo podría tener beneficios sobre el metabolismo oxidativo, disminuyendo los niveles de colesterol total y triglicéridos.

 

Autenticidad

La que aportan los sabores de los productos locales y la colaboración de dos marcas con una larga  historia.

 

Elaboración tradicional

Este es un pan en línea con el resto de panes de Bizkarra, elaborado al estilo tradicional: con masa madre de trigo y fermentación natural, con largos tiempos de reposo de la masa, lo que permite que tenga un sabor más intenso, una mayor duración en óptimas condiciones y una óptima humedad en la miga.

Con esta base, los matices de la cerveza LA SALVE-Bilbao se han conseguido a través de una selección de sus componentes en distintas proporciones.

 

Aroma, olor y color a LA SALVE-Bilbao

Es un pan con una entrada suave pero que va ganando en potencia ya en boca, con olor y aroma que nos remiten a la cerveza con la que se ha trabajado, en una simbiosis perfecta. Esto es un elemento diferenciador y característico, porque los panes que habitualmente se elaboran con cerveza suelen ser muy suaves.

El color del pan tiene también el tono más oscuro de la cerveza, no es de miga blanca.

Es un pan crujiente y que al tacto es flexible.

De corteza gruesa y miga consistente, es idóneo para hacer rebanadas y convertirse en la base de una tapa. Tiene un matiz de sabor ahumado que le permite combinarse y armonizarse con todo tipo de sabores.

 

Formato para combinar e imaginar

El formato está pensado para un consumo familiar –como especialidad única o para combinar con otros panes- y para elaborar todo tipo de propuestas en hostelería.

Por tamaño y formato es idóneo para bocadillo. Es plano, por lo que el pan no se rompe ni se deshace cuando coges el bocadillo con las manos. Con una barra se puede hacer un bocadillo grande o dos medios bocadillos si se corta en diagonal, en línea con la diagonal que marcan las dos puntas del pan.

Está horneado en horno de piedra, lo que le confiere una corteza de cierto grosor, crujiente, y la miga tiene la consistencia para aguantar líquidos o rellenos húmedos; para hacer tapas o para cortar las puntas del pan y crear pequeños vasos con rellenos…admite toda la creatividad gastronómica que se quiera.