Una Subida de Impuestos Provocaría la Destrucción de 1.700 Empleos en el Sector Cervecero

30/11/2012

 El presidente de la patronal europea apuesta por la internacionalización de las empresas españolas para afrontar la crisis.
El flamante presidente de Cerveceros de Europa, Demetrio Carceller, ha advertido de que una subida del impuesto especial que grava esta bebida al 10% provocaría la pérdida de 1.700 empleos en el sector y una caída del consumo de casi 16 millones de litros.
En una entrevista a Europa Press, Carceller ha añadido que el Estado dejaría de ingresar unos 13 millones de euros si se diese esta situación, "además, para el turismo también sería un duro golpe, ya que los turistas realizan el 30% del consumo de cerveza".
El español, que ha accedido esta semana a la presidencia de la patronal cervecera en Europa, ha indicado que aún no puede hacer una valoración del impacto de la subida del IVA en la hostelería "porque aún no ha acabado el año".
Aunque ha reconocido que este aumento "no contribuye a reanimar el consumo, que ya está tocado desde el inicio de la crisis", ha asegurado que el Gobierno español "ha sido sensible a la contribución del sector hostelero en la economía y al turismo manteniendo el tipo reducido de IVA".
Carceller ha subrayado que al sector de la cerveza también le está afectando la crisis, "pues no hay más que ver cómo desciende cada año el consumo de cerveza en la hostelería". Sin embargo, ha apostado por seguir trabajando "para poner en valor el servicio de hostelería".
En este sentido, el presidente de la patronal europea ha resaltado que las compañías cerveceras españolas están consiguiendo mantener los puestos de trabajo en sus centros de producción y que, a la vez, siguen apostando por la innovación y por el I+D "como una vía para conseguir un producto de altísima calidad".
La estrategia debe pasar por la internalización
Demetrio Carceller ha animado a las empresas cerveceras españolas a salir fuera y dar a conocer la "calidad" de sus productos, pues está convencido de que la estrategia de futuro a seguir "debe pasar por la internacionalización".
"Hay que conquistar nuevos mercados, no solo por necesidad, porque aquí el consumo está bajando, sino para poder seguir creciendo y ser competitivos", ha aseverado.
En este sentido, el también presidente de Damm ha afirmado que las exportaciones son "fundamentales, sobre todo cuando el consumo está descendiendo en España", por lo que ha aconsejado a la industria cervecera seguir en línea con los últimos años, "en los que las exportaciones han aumentado un 35% desde 2007".
Para Carceller, esos datos demuestran que las cervezas españolas son apreciadas fuera del país "y que se están convirtiendo en un referente de calidad en medio mundo".
Por último, el español se ha mostrado "orgulloso" de representar a un sector "tan dinámico y relevante para la economía europea como es el cervecero". Además, considera que ser presidente de la patronal "es una gran oportunidad de ser embajador de la calidad y variedad de las cervezas españolas".