Alicante muestra su potencial gastronómico en FITUR

23/01/2011

El Patronato Costa Blanca dedicó la jornada de ayer en la feria a promocionar la oferta culinaria de Alicante. Embajadores de lujo, como Paco Torreblanca o Quique Dacosta respaldaron la presentación de la nueva edición de Lo Mejor de la Gastronomía y el proyecto de la Academia Gastronómica Alicantina.
 

Situar a la provincia en primera línea a partir de un sentido tan básico como el del sabor. Y llegar al corazón del turista a través del paladar. El estand del Patronato de Turismo Costa Blanca se convirtió ayer, durante la tercera jornada de la feria de turismo Fitur, en un escaparate para mostrar todo el potencial gastronómico de Alicante. Y lo hizo de la mano de sus dos mejores embajadores: el repostero Paco Torreblanca y el cocinero Quique Dacosta, que respaldaron con su presencia la presentación de la próxima edición del congreso Lo Mejor de la Gastronomía y el proyecto de la futura Academia Gastronómica de Alicante, una institución cultural, que estará formada por personalidades sin vinculación al mundo de los fogones y que nace bajo el amparo de la Real Academia Española de Gastronomía con el objetivo de convertirse en un punto de unión para difundir y promocionar la restauración provincial a todos los niveles.

"La provincia de Alicante tiene en estos momentos una de las gastronomías más importantes de España y de Europa, una materia prima única en productos del mar, de la tierra y de la ganadería, que le otorgan una enorme personalidad gastronómica, por lo que es lógico que tenga una entidad de estas características", explicó Rafael Ansón, presidente de la Real Academia de gastronomía nacional, quien compareció junto a José Joaquín Ripoll y Gema Amor en la difusión de este proyecto, que será "una realidad en breve".

Tres grandes eventos al año
Alicante también volverá a acoger en 2011, por tercer año consecutivo, el congreso Lo Mejor de la Gastronomía, un evento que reunirá de nuevo en torno a la provincia a los mejores cocineros del mundo. El director del certamen, Rafael García, anunció que la principal novedad de este año será la idea de extender este evento durante los doce meses, con tres grandes eventos importantes antes de la gran cita gastronómica, que seguirá siendo en noviembre. Además de este proyecto, entre las iniciativas novedosas que también se dieron a conocer ayer destaca la creación de una guía de tapas o la organización de un simposium sobre el salazón.

Espectáculo entre fogones
Además de la teoría y lo puramente oficial, el estand del Patronato también llevó a la práctica la promoción de la restauración autóctona. Para ello, primero hubo una degustación de tapas y platos elaborados por restauradores de diversos puntos de la provincia. Y, después, un "show cooking" a cargo del cocinero Kiko Moya -dos estrellas Michelín-, y del sumiller Ramiro Redrado, Premio Nacional de Gastronomía al mejor sumiller del año 2009, del restaurante La Escaleta de Cocentaina. El chef preparó ante el público un queso fresco de almendras, aceite de oliva y miel; un solomillo de jabalí lacado de anguila ahumada y manzana de hielo y un cremoso de chocolate y nota de cata de Fondillón de Alicante, que el sumiller bañó con tres vinos de la provincia.

                                                                                                                           R. PAGÉS información.es