Cátedra de Gastronomía, Cultura y Turismo Calonge-Sant Antoni

27/09/2014

 La UdG y el Ayuntamiento de Calonge crean una cátedra para desarrollar el vínculo entre gastronomía, cultura y turismo

 

Los hermanos Roca son los presidentes de honor de la nueva Cátedra de Gastronomía, Cultura y Turismo Calonge-Sant Antoni, que quiere convertirse en un centro de ámbito académico de referencia internacional

 

 La Universidad de Girona (UdG) y el Ayuntamiento de Calonge han presentado una nueva cátedra con la que se pretende dotar a la universidad de un centro de referencia internacional de ámbito académico en la temática de la gastronomía, desarrollando especialmente su vínculo con la cultura y el turismo. La creación de la Cátedra de Gastronomía, Cultura y Turismo Calonge-Sant Antoni ha sido posible gracias al compromiso del Ayuntamiento de la población bajoampurdanesa que le da nombre, que ha asumido el proyecto desde el inicio y se ha hecho cargo de su financiación. Los hermanos Roca, del Celler de Can Roca, todo un referente de la gastronomía a nivel mundial, son los presidentes de honor de la nueva cátedra, que estará codirigida por los doctores Josep Maria Nadal y Joaquim Majó. 

El acto de presentación de la Cátedra se ha celebrado en el Castillo de Calonge con la asistencia del alcalde de la población, Jordi Soler, el rector de la Universidad de Girona, Sergi Bonet, y destacadas personalidades del mundo de la cultura, el turismo y la gastronomía de la provincia de Girona. Todos ellos han seguido con atención el parlamento inaugural que ha ofrecido Josep Roca, del Celler de Can Roca, en calidad de presidente de honor de la Cátedra. 

Josep Roca ha recordado "el vínculo de Calonge y el Empordà con el vino, la agricultura y el paisaje" y ha añadido que "lo que se debe enseñar desde la Cátedra es la suma de todos estos esfuerzos". Josep Roca ha asegurado que "la gastronomía tiene desde siempre un diálogo con la ciencia, clave para el éxito de la gastronomía, y esto nos debe llevar a preguntarnos qué se ha hecho hasta ahora y qué hay que hacer y hay que seguir aprendiendo porque la evolución y la innovación son la base del futuro". 

Por su parte, el rector de la Universidad de Girona Sergi Bonet ha destacado que "con este convenio se da un paso decisivo en el objetivo de conectar el binomio universidad y territorio". Por su parte, el Alcalde de Calonge, Jordi Soler, ha agradecido "la acogida de la Universidad de Girona a la propuesta" y ha explicado que "el Castillo de Calonge se está reformando para convertirse en la sede de la Cátedra, una sede que nos permitirá unir tradición y estudio". 

El principal objetivo de la nueva Cátedra es vincular la Universidad con la gastronomía, una expresión cultural que en las últimas décadas ha dado a la demarcación de Girona una relevancia e impacto internacional de primer orden. La universidad gerundense se quiere hacer eco de este impacto, pero dándole también un contenido de análisis académico que pueda aportar nuevas perspectivas de investigación y de difusión del conocimiento. 

Por este motivo, el principal objetivo de la Cátedra es la promoción de estudios que se solapen sobre los tres ejes de la gastronomía, la cultura y el turismo, así como la difusión de este conocimiento, tanto a un público especializado como a la ciudadanía en general. Este objetivo general se complementa con la voluntad de la UdG de posicionarse internacionalmente como un referente en este ámbito, fortaleciendo así los vínculos con estudios de humanidades, turismo o tecnológicos aplicados a la alimentación. 

La cátedra está codirigida por los doctores Josep Maria Nadal, catedrático de filología catalana, y Joaquim Majó, profesor titular de organización de empresas, especialista en TIC aplicadas al turismo. 

Nadal ha señalado que la cultura y la gastronomía han tenido desde siempre relaciones de ida y vuelta, de mutua influencia. En este sentido, ha añadido que "es evidente que la historia de la humanidad se ha desarrollado a partir de la comida" y por este motivo cree que "es importante que una universidad se ocupe de la gastronomía, ya que puede abordar esta temática con multidisciplinariedad y ciencia, más allá de las técnicas para cocinar". 

Por su parte, Joaquim Majó ha recordado que en las últimas décadas la gastronomía ha sido un motor importantísimo del turismo y señaló que Girona es un buen ejemplo a partir de la fama mundial obtenida por algunos de sus restaurantes. Majó ha indicado que no hay que olvidar el gran trabajo que se puede hacer a nivel académico en el ámbito de los grandes productos gerundenses, como el pescado de la costa, la cebolla de Figueras, el arroz de Pals o la manzana de Girona.