China Declara la Guerra al Vino: Las Bodegas Españolas Tienen Veinte Días Para Pasar una Dura Investigación

04/07/2013

eleconomista.es

Pekín impondrá una tasa punitiva a las que no pasen sus controles
La investigación china se ha lanzado con fecha oficial de 1 de julio
Esta medida es una represalia tras el arancel a los paneles solares

El gobierno de China ha decidido poner en marcha una investigación sobre el sector del vino europeo con la posterior intención de aplicar un impuesto punitivo si fuera necesario, ya que las autoridades del país asiático acusan a los productores de la Unión Europea (UE) de entrar en su mercado mediante el uso de tácticas comerciales desleales como el dumping o los subsidios.
La imposición temporal de un arancel a los paneles solares chinos por parte de la UE fue el principio de una batalla comercial que ahora se reaviva y que tiene como mayor damnificado al sector del vino. Así las cosas, y tras un mes de acusaciones y reproches entre Bruselas y Pekín, las autoridades del gigante asiático han decidido dar un paso más haciendo realidad su amenaza.
"Se trata de una investigación exhaustiva sobre los vinos europeos destinados a la exportación, en todos los formatos, sea embotellados, en barril o a granel", comentan fuentes conocedoras del proceso, que alertan de que las bodegas van a tener que enfrentarse a un proceso administrativo complicado y apremiante que podría dar al traste con sus exportaciones asiáticas. Y eso son malas noticias para un sector cuyas ventas en sus mercados de origen atraviesan momentos complicados por la crisis..
De hecho, la autoridades chinas han dado un plazo de 20 días a las bodegas exportadoras para que se registren como empresas sujetas a investigación, y si éstas no están registradas para tal fin antes del 21 de julio se les aplicará automáticamente un porcentaje punitivo sobre el precio C.I.F, que es el que ya incluye el coste de la mercancía, el del transporte y del seguro marítimo.
"Pero a este corto plazo hay que restarle una semana para el envío de los documentos a China, ya que en los registros se exige el original de los impresos cumplimentados", advierten desde la Lupicinio Abogados, una firma especializada en asesoramiento legal a empresas con intereses en China.
Mientras tanto, el sector vinícola continúa presentando alegaciones contra la aplicación de tales medidas para seguir compitiendo en el mercado chino en las mismas condiciones que el resto de zonas productoras. Bruselas siempre ha negado que las exportaciones europeas vulneraran las reglas internacionales.
"Es una declaración importante, China tiene derecho como todo miembro de la OMC (Organización Mundial del Comercio) de lanzar una investigación antidumping o por supuestos subsidios, pero no creemos que sea el caso de las exportaciones europeas a China", manifestó recientemente el portavoz del Ejecutivo comunitario, Olivier Bailly.