The Food Mirror Game

06/07/2014

 Más de 500 personas de todo el mundo participaron en la primera edición del proyecto

AZTI lanza #foodture, la segunda edición de The Food Mirror Game para la captación de cazadores de tendencias alimentarias 

Los participantes en este reto compartirán sus descubrimientos de nuevos productos, formas de consumo y tendencias alimentarias a través de la aplicación móvil The Food Mirror

Entre todas las aportaciones recibidas, AZTI seleccionará a los tres mejores cazadores de tendencias alimentarias del mundo, que ganarán una deliciosa experiencia gastronómica en el País Vasco de la mano de BasqueTour

Las mejores fotografías se irán publicando durante este verano en Twitter con el hashtag #foodture 

Esta iniciativa busca promover la cultura de la innovación en el sector alimentario y gastronómico a nivel mundial

(Bilbao, a 3 de julio de 2014) AZTI pone en marcha #foodture, la segunda edición de The Food Mirror Game, un concurso online que, a través de la inteligencia colectiva, permitirá encontrar las claves para identificar y profundizar en las tendencias que marcarán los alimentos del futuro. El juego está enfocado a personas con una sensibilidad especial hacia la alimentación y las nuevas herramientas de comunicación. La participación se lleva a cabo a través de la aplicación para teléfonos inteligentes The Food Mirror y está abierta hasta el 31 de agosto. Los concursantes deberán compartir al menos una observación –fotografía comentada- por cada una de las nueve categorías establecidas en el juego. Finalizado el plazo, AZTI elegirá a tres ganadores, que pasarán a formar parte de la primera comunidad internacional de observadores y disfrutarán de una estancia de una semana en Euskadi con una completa agenda gastronómica.

A través de este reto online, AZTI busca atraer a la comunidad ‘foodie’ internacional. El objetivo es encontrar en todos los rincones del mundo a  consumidores con una sensibilidad e interés especial hacia el ámbito alimentario; personas observadoras, curiosas, con iniciativa, creativas, participativas; sensibles hacia las novedades del entorno y con aptitudes para la comunicación a través de las nuevas tecnologías. Los participantes en el reto compartirán con la comunidad global sus descubrimientos de nuevos productos, formas de consumo y tendencias alimentarias. Las mejores fotografías se publicarán durante este verano en Twitter con el hastag #foodture. 

Las nueve categorías sobre las que los concursantes deberán aportar al menos una observación son las siguientes: 

Sense: Exalta lo sensorial (gusto, tacto, oído).

Experience: Caracterizado por crear una experiencia.

Ethic: Con alto componente ético y valores en torno a la sostenibilidad económica, social y ambiental.

Convenience: Fácil, simple, funcional que facilita la vida.

Design: Destaca el concepto innovador y el diseño en torno al mismo.

Tech: Con un marcado carácter online.

Health: Asociado a la salud y el bienestar.

Communication: Con mensaje, canal y/o estrategia de marketing innovadora.

People: Reflejo de estilos y comportamientos singulares.

Las aportaciones recibidas servirán a AZTI para reforzar su línea de trabajo en torno a la investigación de mercado y el consumidor global. El conocimiento sobre las tendencias en alimentación y en productos alimentarios permite a las empresas del sector anticiparse a las demandas de los consumidores del futuro y detectar prematuramente oportunidades de negocio y nichos de mercado en el ámbito de la alimentación y la gastronomía. 

 

Una experiencia turística y de aprendizaje en Euskadi

El premio para los tres finalistas de esta segunda edición del proyecto será una estancia de una semana con todos los gastos pagados en Euskadi, en la que vivirán una experiencia turística y de aprendizaje en torno a la gastronomía y a la alimentación desde diversos puntos de vista: investigación, innovación, gastronomía, productos autóctonos, turismo y cultura vasca. El premio está promovido por la Agencia Vasca de Turismo, Basquetour-Euskadi y cuenta con la colaboración de diversos agentes relacionados con el turismo y la gastronomía.

En la primera edición se registraron 500 usuarios en la plataforma y se obtuvieron más de 350 observaciones a través de imágenes y vídeos procedentes de todos los rincones del mundo. Las ganadoras fueron Isabel Hormaeche (productora de tv afincada en Hong Kong), Helena Vaello (consultora gastronómica de Madrid) y Beatriz Sánchez (tecnóloga de alimentos y enóloga afincada en Denver, EE.UU.), que pasaron a ser las primeras integrantes de la comunidad internacional de “observadores alimentarios”.

 

La primera comunidad global de cazadores de tendencias alimentarias

The Food Mirror es la primera comunidad global de cazadores de tendencias alimentarias, una iniciativa que busca activar la innovación alimentaria a través de la integración de los ciudadanos y que abarca desde la recogida y estudio de sus demandas a la proyección de las mismas como “alimento espejo” del consumidor. El gran reto que se marca AZTI es identificar a los mejores observadores del mundo y construir con ellos un panel permanente que aportará sus descubrimientos de nuevos productos, formas de consumo y tendencias al sector alimentario.

The Food Mirror está promovido por el Observatorio de Tendencias e Innovación de la Unidad de Investigación Alimentaria de AZTI, centro de investigación marina y alimentaria localizado en el País Vasco. La iniciativa se enmarca en la iniciativa de vigilancia de mercado de esta organización, que se inició en 2010 bajo el nombre de Food Trend Trotters. 

El proyecto The Food Mirror cuenta con una plataforma virtual y su correspondiente aplicación móvil (App) para terminales Android, que permite a los usuarios compartir, mediante imágenes, las innovaciones e indicios de tendencias alimentarias que se encuentren en su día a día.

Centro de referencia en investigación alimentaria y marina

AZTI es un centro tecnológico experto en Investigación Marina y Alimentaria cuyo objetivo es el desarrollo social y mejora de la competitividad en sus sectores de actuación, el mar y los alimentos, mediante la investigación e innovación tecnológica. La Unidad de Investigación Alimentaria tiene su sede en Derio (Bizkaia), en un innovador edificio que incorpora los servicios e instalaciones más avanzadas, con el objetivo de ofrecer el mejor servicio en Investigación, Desarrollo e Innovación para la industria de la alimentación.