La Toxicidad del Aire en Bares y Restaurantes Disminuye en Más de un 90% Tras la Ley Antitabaco

07/10/2013

Europa Press

Los niveles de contaminación por humo del tabaco medidos en bares, cafeterías y ocio nocturno eran ocho veces más altos que los que se podían medir en la calle, mientras en restaurantes la cifra era ente cinco y seis veces mayor, antes de la puesta en marcha el 1 de enero de 2011 de la Ley Antitabaco. Así se desprende del informe de evaluación elaborado por el Ministerio de Sanidad sobre el impacto en la salud pública de la Ley de medidas sanitarias frente al tabaquismo de 2010. La ley estipula que este trabajo debe realizarse con carácter bienal y durante los cuatro años siguientes a la entrada en vigor de la Ley. La legislación ha favorecido que se reduzca el consumo de tabaco especialmente en adultos jóvenes, con menor nivel de estudios y en situación de desempleo, informa Europa Press. En relación con la exposición al humo ambiental de tabaco (HAT), los resultados disponibles muestran que después de la entrada en vigor en enero de 2011 de la ley, la exposición al HAT en locales de hostelería se ha reducido "drásticamente" y las concentraciones de nicotina y de 'PM 2,5' (partículas en suspensión, llamadas así por medir menos de 2,5 micras de diámetro) disminuyeron en más del 90%. Por otra parte, la presencia de fumadores en el exterior de los locales, pero cerca de la entrada, aumenta la exposición a HAT en los espacios interiores, en comparación con los establecimientos sin la presencia de fumadores en el exterior de los mismos, si bien la disminución drástica de la exposición al HAT, implica una reducción considerable del riesgo al que estaban expuestos clientes y trabajadores de este sector. Efectos de la ley en el hábito tabáquico Según los datos recogidos en la Encuesta Nacional de Salud de España 2011, que contempla este informe, se encuentra una reducción general de los indicadores de consumo tabaco y la prevalencia de fumadores actuales es en 2011 del 27% en adultos de 15 años y más, frente al 29,9% de 2009 (16 años y más). La prevalencia de fumadores diarios se ha reducido del 26,2% de 2009 al 24% de 2011. En la progresión de ambos indicadores en los últimos años se observa que, tras la aplicación de la Ley se ha vuelto a la tendencia de disminución del consumo, que en el periodo 2006-2009 se había estabilizado. Aunque la reducción se da de forma más acentuada en hombres, donde el consumo de tabaco era más elevado, se mantiene el gradiente de mayor consumo en las clases más desfavorecidas en general. Eso sí, se ha reducido en ciertos grupos especialmente, como adultos jóvenes, con menor nivel de estudios, en situación de desempleo o que están estudiando. Entre los fumadores diarios, el número de cigarrillos al día ha descendido ligeramente. En cuanto a la proporción de abandono (exfumadores/fumadores+exfumadores) en 2011 es de 42,1%, superior a la del año 2009. Además, un 33,1% de los fumadores diarios consideran que fuman menos respecto a hace dos años, un 35% tiene intención de dejarlo en los próximos 1 ó 6 meses, un 30% ha hecho al menos un intento. Caen las ventas Este informe del Ejecutivo destaca a su vez los "fuertes descensos" experimentados en los años 2009 a 2012, siendo las reducciones "más importantes" de la serie las producidas en los dos años de aplicación de la ley. En 2011 se redujeron las ventas de cigarrillos en un 16,7% y de picadura de liar en un 6,4%, aunque aumentaron las ventas de cigarros (22,4%) y picadura de pipa (272,7%). En lo que respecta a todo el año 2012, se alcanzó la cifra de 2.671 millones de cajetillas, lo que supone un 11,40% menos que en 2011. El impacto que la ley ha tenido en las ventas puede verse a través del Informe Anual de Recaudación Tributaria correspondiente al año 2011 elaborado por la Agencia Tributaria. Así, se experimentó una caída del 2,3% respecto al año anterior. Esto puede deberse, según el propio organismo, a la compensación entre la subida del impuesto y la disminución del consumo de tabaco, junto al desplazamiento del consumo hacia los productos de menor precio. Descienden las enfermedades y muertes asociadas al tabaquismo Este trabajo constata también que se ha dado una reducción de las tasas de ingreso por infarto agudo de miocardio, cardiopatía isquémica y asma en 2011, año de aplicación de la modificación de la ley, aunque es necesaria una evaluación más profunda para conocer su impacto específico en la morbilidad por estas enfermedades. En el caso de infarto agudo de miocardio en población mayor de 24 años se observan dos saltos en los años de aplicación de la ley (2006) y su modificación (2011), de aproximadamente un -4% cada uno en hombres y una destacable reducción global entre 2005-2011 en ambos sexos, que es muy elevada también en cardiopatía isquémica. En menores de 60 años, también se da una reducción específica en las tasas de infarto agudo de miocardio en 2011 en hombres, sin embargo, en mujeres se da una tendencia de aumento en todo el periodo 2005-2011. En el caso de los ingresos por asma se observa una reducción específica en 2011 en ambos sexos, tanto en el grupo de menores de 65 años, como en las tasas de asma infantil. Estas reducciones en los ingresos se asociarían también con una reducción del gasto sanitario relacionado, según el informe. La ley se cumple Finalmente, la percepción del cumplimiento de la ley por las administraciones públicas, las sociedades científicas y por los ciudadanos en general es "mayoritariamente buena", con algún caso aislado de incumplimiento, según subraya el informe. Sobre los servicios de deshabituación, las comunidades autónomas redoblaron sus esfuerzos durante los años 2011-2012, a través de la red de centros de atención primaria y de sus diferentes servicios especializados de deshabituación, como respuesta al incremento de la demanda de ayuda para dejar de fumar. Así, las diferentes comunidades pusieron en marcha planes de ayuda de diverso tipo tanto en lo referente a atención presencial como a través de los servicios de la sociedad de la información. Médicos, sanitarios y economistas, contra la modificación de la ley Dados los efectos que la ley ha supuesto para la salud pública, un total de 13 sociedades científicas han emitido un comunicado conjunto en el que muestran su rechazo absoluto a una posible modificación de la Ley antitabaco como contraprestación a la construcción de Eurovegas. Esta posibilidad la consideran "un claro retroceso que podría abrir excepciones 'ad hoc' con graves consecuencias en función de salud pública" En comunicado, que se publica en la revista Medicosypacientes.com, revista online del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España (OMC), los médicos manifiestan su "pesar y rechazo absoluto" a una posible modificación de la Ley antitabaco, ya que acarreará "graves consecuencias desde el punto de vista de salud pública". Dichas entidades científicas advierten que modificar la Ley como contraprestación a la construcción del macrocomplejo de ocio Eurovegas en Madrid es un "un claro retroceso" que "podría abrir excepciones 'ad hoc' con graves consecuencias desde el punto de vista de salud pública". Además, añaden, "tal modificación conculca varios principios constitucionales, entre otros el artículo 14 sobre la igualdad y el 43 sobre protección de la salud". "Nadie es ajeno a que la Ley 42/2010, tal y como fue aprobada por las Cortes Generales en diciembre de 2010, ha sido un verdadero hito en la historia de la salud pública de España, un paso decisivo para la ganancia en salud de los españoles que además tiene efectos sociales muy positivos", señalan. En este sentido, destacan que esta norma ha situado a España entre los países más avanzados del mundo en protección de la población frente a la exposición al humo del tabaco, y recuerdan que este hecho ha sido reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Asimismo, recuerdan que "ha sido muy bien aceptada y valorada por la sociedad", como muestra su alto cumplimiento, "sin que haya habido equívocos en su interpretación y aplicación", por esto entiende que cualquier modificación de la ley que suponga una protección sólo parcial, "resultará en un claro detrimento de la salud pública". El comunicado está firmado por la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS), la Sociedad Española de Epidemiología (SEE), la Asociación Económica de Salud (AES), la Sociedad Andaluza de Salud Pública y Administración Sanitaria; la Sociedad Española de Epidemiología Psiquiátrica (SEEP); la Asociación de Enfermería Comunitaria; Asociación Médica y Asistencia Social (AMAS); la Red Española de Atención Primaria (REAP); Sociedad Española de Sanidad Ambiental (SESA); Juristas de la Salud (JS); la Asociación Madrileña de Salud Publica (amasap); la Sociedad Canaria de Salud Pública (SCSP); y la Societat de Salut de Catalunya i de Balears.