Nava, capital mundial de la Sidra

22/04/2015

 La localidad asturiana acoge en los próximos meses uno de los festivales más importantes del mundo y unas tradicionales jornadas de platos a la sidra

 

Nava huele a sidra desde primera hora de la mañana. Los ocho lagares que elaboran en el concejo suman más de cinco millones de botellas anuales, que se comercializan principalmente en Asturias y Madrid, traspasando algunos lotes fronteras para venderse incluso en América. 

Nava es una  pequeña población de Asturias, de apenas seis mil habitantes, que ha conseguido hacerse un nombre a nivel mundial tanto por la calidad de su sidra como por tener uno de los dos únicos Museos de la Sidra que existen en España.  

Ayer se presentaron en Madrid los dos eventos que contribuyen a que Nava sea una de las capitales mundiales de la sidra. Al acto asistió el alcalde de Nava, Emilio Ballesteros, José María Osoro, Teniente de Alcalde, el actor Arturo Fernández, acompañados por una parte de la corporación, reputados hosteleros, y miembros de la Buena Cofradía de los Siceratores de Asturias. En el Kitchen Club de Madrid se juntaron más de cien personas que disfrutaron de sidra natural, de hielo y espumosa armonizada con diferentes propuestas culinarias elaboradas por el cocinero Paco Ron, del restaurante Viavélez. Entre las creaciones que presentó destacaron la emulsión de centollo con sidra, la muselina de sidra con habitas y almejas, así como los postres Sorbete de Manzana a la sidra y la torrija de sidra con helado de leche.

Durante el acto se presentaron las Jornadas Gastronómicas de platos a la sidra, que alcanzan la vigesimoctava edición. Este año se servirán durante el puente de San Isidro, los días 15, 16 y 17 de mayo. Los más representativos son la merluza a la sidra, chorizos a la sidra, bacalao con vinagre de sidra o el solomillo con compota de manzana y reducción de sidra.

Por otro lado, también se presentó el Festival de la Sidra, Fiesta de Interés Turístico Nacional, que se celebrará los días 10, 11 y 12 de julio en esta localidad asturiana. Será todo un fin de semana en el que los visitantes podrán degustar gratuitamente más de cinco mil litros de sidra de diferentes lagares, asistir al Concurso de la Mejor Sidra Natural o al de Mejor Escanciador, todo ello aderezado con bandas de gaitas, orquestas, teatro en la calle y un sinfín de actividades.