Retrospectiva de El Bulli: Londres Se Enamora de Ferrán Adrià

23/07/2013

Vanitatis

Ferrán Adrià ha tomado Londres por asalto este verano. Él y su extinto y mítico restaurante, El Bulli, son los protagonistas de una exposición, la primera retrospectiva que se hace sobre su trabajo Reino Unido, que permanecerá abierta en Somerset House hasta el 29 de septiembre. Bajo la premisa "el arte de la cocina y la cocina como arte", la exhibición hace una tour tras las bambalinas de su legendario laboratorio de ideas y la cocina de su restaurante en Cala Montjoi, donde deleitó a foodies de todo el mundo durante casi 50 años.
Hasta Londres se han trasladado su cocina y sus muebles, así como parte de los materiales e ingredientes con los que ha trabajado siempre. Además, la exhibición cuenta con una sistema multimedia que permite recrear cómo funcionaba la mente maestra de Adrià y su equipo durante sus jornadas de trabajo en investigación culinaria. Se pueden ver notas escritas a mano y bocetos de platos, moldes de la comida que se usaban para comprobar que cada parte de tenía el color y la textura perfectas, menús de degustación originales, así como parte de la cubertería y la cacharrería en la que se cocinaron originalmente sus afamadas delicias. La exposición se convertirá el año que viene en un libro publicado por Phaidon que pretende hacer todo este recorrido visual al detalle.

Considerado la Meca de la gastronomía moderna, El Bulli cerró definitivamente en 2011 y hasta ese momento fue distinguido con tres estrellas Michelin y considerado el mejor restaurante del mundo hasta en cinco ocasiones. "Aunque El Bulli esté cerrado, su espíritu sigue vivo y esta exposición es una de las maneras de mantenerlo así", explica Adriá en el catálogo de la exhibición. "Espero que para algunos sea la forma de revivir buenos recuerdos. En todo caso, esta muestra es un homenaje a la creatividad, la innovación, el talento y el trabajo en equipo de todos los que pasaron por allí, pero especialmente a la de esos renombrados chefs que aprendieron con nosotros y decidieron llevar nuestros valores a cocinas de todo el mundo", asegura. Los londinenses tienen todas las razones del mundo para enamorarse de la herencia de El Bulli.